Ofrecemos tanto naranjas de mesa como para
zumo. Las naranjas son las mismas, aunque se
suele hacer el zumo con las piezas que tienen un
menor tamaño o son menos estéticas. Esta es la única diferencia que podrá encontrar. El sabor y la calidad son las mismas.

Naranjas

Navelina
De aspecto algo ovalado. Tiene la piel muy fina y un sabor intenso y equilibrado. Es una naranja de excelente calidad. Posee una considerable cantidad de jugo, por lo que sirve tanto para la mesa como para zumo. Su color es rojo anaranjado y su pulpa no tiene semillas. Es una de las variedades que más pronto llega al mercado. Se recolecta desde noviembre hasta primeros de febrero.
Navelate
Con forma alargada, la corteza presenta un color naranja pálido. La pulpa tiene una textura firme, muy recomendada para el zumo. Sin semillas. Está disponible desde finales de febrero hasta finales de mayo.
Nave Lana Late
De tamaño medio a grande, tiene la piel fina. Es una variedad muy consumida. Su gran adherencia al pedúnculo le permite mantenerse durante mucho tiempo en el árbol en excelentes condiciones para la venta. Se recolectan a partir de enero hasta finales de mayo.
Valencia late
De tamaño medio, tiene forma esférica o ligeramente alargada. La piel es delgada y lisa, aunque a veces puede ser algo granulosa. El zumo de esta naranja tiene buen aroma y es ligeramente ácido. La pulpa generalmente no tiene semillas. Es la variedad más tardía que se cultiva en Valencia. La recolección empieza entre marzo y abril. Puede permanecer varios meses en el árbol sin perder toda su calidad, más o menos hasta el mes de julio.
Conservación de las naranjas
Si las naranjas se van a consumir en poco tiempo, se pueden dejar en un frutero a temperatura ambiente. Sin embargo, para conservarlas durante semanas conviene mantenerlas en el frigorífico. Las naranjas no se han de apilar unas sobre otras, sino que se han de disponer una al lado de la otra, manteniendo cierta separación entre ellas. También es importante alejarlas de fuentes de calor.

Mandarinas

También podrás comprar mandarinas. De menor tamaño que las naranjas, aunque con un sabor más aromático. Su piel también es muy fácil de quitar en la mayoría de las variedades. Contiene mucha vitamina C, flavonoides y aceites esenciales.

Clemenules
Fácil pelado, sin semillas, pulpa jugosa y sabor agradable. Tamaño del fruto grande, con forma algo achatada. La recolección es de noviembre a enero.
Clemenvillas
Tamaño más grande que las clementinas. De corteza naranja rojiza y con mucho zumo. Esta variedad no presenta semillas. Recolección entre noviembre y enero.
Clementinas
De color naranja intenso, forma esférica aplanada y prácticamente sin semillas. Fácil pelado y muy buen sabor. Su pulpa resulta jugosa. Recolección entre noviembre y enero.
Ortanique
Tamaño medio a grande, ligeramente achatadas y con una corteza rugosa que se adhiere a la pulpa. Época de recolección entre marzo y abril.
Hernandina
Tamaño mediano y forma ligeramente achatada y con una corteza de color naranja intenso. Fina y fácil de pelar. Pulpa jugosa y de gran calidad. Prácticamente sin semillas. La recolección se realiza en entre los meses de enero y febrero, ya que aguanta bien las lluvias.
Satsuma
Presenta un exquisito aroma. Frutas de color amarillo naranja, de buen tamaño, forma achatada. La corteza es gruesa y rugosa. Su recolección puede comenzar a mediados de septiembre.
Conservación de las mandarinas
Una vez recolectada, la mandarina se conserva perfectamente a temperaturas de refrigeración, entre 3 y 7ºC, en la parte menos fría del frigorífico.

Calendario